Fullmotos ltda

Nuevos productos

Nuevos productos
Todos los productos nuevos
Cómo conducir una moto en lluvia

Cómo conducir una moto en lluvia

Si tenemos que tomar la moto cuando está lloviendo, deberemos ser aún más cautelosos que de costumbre al conducir este vehículo de dos ruedas, ya que el agarre disminuirá al tiempo que aumenta la posibilidad de que caigamos. Son varias las cosas que debemos tener en cuenta.

1

La adherencia del asfalto siempre disminuye a causa de la lluvia, sin embargo, la situación no es igual en todas las carreteras. Para probar el nivel de adherencia y, con ello, lo cautelosos que debemos ser al conducir la moto, podremos usar el freno trasero y comprobar cuánto tarda en derrapar la rueda posterior.

2

Más que nunca, deberemos intentar no pisar elementos que solemos encontrarnos en nuestro trazado como alcantarillas o grietas parcheadas con alquitrán, ya que con la lluvia se convierten en verdaderas pistas de patinaje. Lo mismo sucede con las rayas de pintura de la vía.

3

No deberemos conducir con inseguridad, pero sí con mucho más respeto que habitualmente. Nuestra conducción debe ser muy suave, sin respuestas bruscas ante los eventos de la circulación y para ello deberemos ir muy atentos a todo lo que nos rodea.

4

En cuanto a nuestra equipamrnto, cobra mucha importancia la pantalla del casco, ya que nuestra visibilidad se verá muy reducida con la lluvia. Si disponemos de él, usaremos un casco con sistema antivaho.

5

El equipo para conducir motos en días de lluvia se verá completado con cazadora, pantalón, guantes y botas impermeables, que harán que nuestro cuerpo esté protegido y nuestra atención no se desvíe de lo importante: la carretera.

6

Si, a pesar de todo, sufrimos el temido aquaplaning la opción menos mala en estas situaciones es no frenar y únicamente intentar controlar la moto a través del manillar. Ten en cuenta que el aquaplaning se suele dar justo después de que acabe de llover, cuando el asfalto está mojado.

7

Con menos agarre, la distancia de frenada será mayor, con lo que la distancia de seguridad que debemos guardar siempre con el vehículo que nos precede debe ser aún mayor.